Tener un blog comenzó con la idea de escribir los pensamientos, experiencias, e historias que yo quería compartir con el mundo. Toda la vida me ha gustado escribir, pero es una actividad que he guardado más para mí misma. Desde que tengo uso de razón llevo un diario, pero no es hasta el 2008 cuando intento por primera vez comenzar mi blog personal. No le di el mantenimiento “apropiado” y siempre “algo” se me interponía en el camino: tiempo, estudios, miedos, para mencionar algunas trabas que básicamente yo me ponía a mí misma.

En el 2011 tuve mi primera hija, y ahí fue que me complique más la vida. Digo me la compliqué más porque con la maternidad me volví literalmente un ocho. Nadie me dijo que iba a ser tan difícil: los trasnoches, amamantar, sentirme aislada, cuidar de mi misma, cuidar de mi amada hijas. Mi mundo se puso cuesta arriba. Alrededor de sus 5 meses ya me sentía yo misma otra vez y quería tener mi blog personal, pero esta vez sobre mi experiencia en la maternidad como una experiencia transformadora. Pero no lo materialicé.

El tiempo pasaba… la vida se iba complicando… Mudanzas, nuevos trabajos, proyectos, estudios, voluntariados, nueva casa… El tiempo siguió pasando. Hice mi página con mis servicios profesionales, tenía mi blog, pero igual, poco mantenimiento y también la cerré. No era mi momento. Llegó mi segunda hija… La vida se siguió complicando…. Y otra vez el ciclo de la vida se repitió. Pero en mi cabeza todavía rondaba tener ese blog con el que soñaba. Entonces conocí Instagram y desde entonces lo he usado como un miniblog personal.

Ya para este tiempo estaba viendo una luz al final del camino. Y todo en mi vida se alineo para hacer mucho trabajo interno. Así que antes de llegar a esa luz he trabajado bastante mis miedos. Miedo a: ser juzgada, no escribir “bien”, ofender a alguna persona, no expresarme claramente, no creer que soy capaz pues no soy ‘escritora’. Si… tenía muchos miedos, y todavía estoy trabajando en ellos pues para mí el crecimiento personal es un trabajo constante, y todo el tiempo estoy evolucionando. Me di cuenta que las excusas me las pongo yo misma. Me di cuenta que el único límite está dentro de mi cabeza. Me di cuenta que no vale la pena fantasear con las ideas del blog (o con ninguna otra idea). Me di cuenta que viviendo el presente soy más creativa. Me di cuenta que si dedico por lo menos 10 minutos al día a meditar, puedo tranquilizar mi mente. Me di cuenta que a veces soy muy dura conmigo misma y la primera en juzgarme soy yo. Me di cuenta que nadie es perfecto y cada quien tiene su estilo escribiendo. Me di cuenta que no debo vivir para complacer a nadie. Me di cuenta que este es el momento de acción más allá de la idea, es tiempo de plasmar lo que siento y pienso en estas líneas, es tiempo de hacer más de lo que amo: escribir y acompañar a otras mujeres embarcar la aventura de la maternidad. Y es tiempo de dar a luz a este hermoso proyecto que por tantos años he ido moldeando, que por tantos años he guardado en mi corazón, y que por fin se materializa de la manera que siempre lo visualice. Bienvenida a mi Blog, donde encontrarás mis experiencias, tips, inspiración, y unas cuantas cositas más.

Photo by Diego PH on Unsplash

3 Beneficios de Practicar Yoga en el Embarazo

Descarga tu guía y comienza a practicar Yoga en Casa. Conecta con tu Cuerpo-Mente-Emociones + tu bebé, a la vez que te preparas para el nacimiento

Tu guía está en camino. Asegúrate de revisar Spam, no deseado, promociones y social, si ves que no recibes pronto tu guía. Agrégame a tu lista de correos!

Afirmaciones para manifestar el parto de tus sueños

Nuestro Regalo para ti

https://susanacresce.mykajabi.com/opt-in

You have Successfully Subscribed!